Tocando el cielo de la relajación en los baños árabes Al Ándalus (Madrid)

Nadia González - 29 abril, 2015

8 pasos para hacer un semillero con peques y no morir en el intento

Nadia González - 29 abril, 2015

#PequeReceta Alitas de pollo al horno con cerveza

Nadia González - 29 abril, 2015
Hammam Al Ándalus en Madrid
Echando las semillas en la tierra
Receta de alitas de pollo al horno con cerveza

Las alitas de pollo como las hace Mamá son la receta favorita de mis hijas, siempre que les preguntamos qué quieren comer especial o rico dicen…¡alitas de pollo! Así que os dejo la receta, muy sencilla pero que salen muy ricas, para que la hagáis con vuestro peques o sin ellos, os confesaré que a mi también me encantan 😉

Cama de patatas y cebolla

Cama de patatas y cebolla

Ingredientes:

– Alitas de pollo (la cantidad depende de los que seáis en la familia y lo que coman vuestro peques)
– Sal y especias (orégano, romero, tomillo, pimienta negra)
– Aceite
– Patatas
– Cebolla
– Cerveza (una lata o dos botellines)

Echar cerveza a las alitas a la mitad de la cocción en el horno

Echar cerveza a las alitas a la mitad de la cocción en el horno

Preparación
La preparación de esta receta es muy simple. Primero cortamos la alitas de pollo separando las dos partes y cortando y quitando los rabitos. Cortar las alitas es importante porque no quedan con el mismo sabor si se hacen enteras sin cortar.

En una fuente de horno ponemos una cama de patatas cortadas muy finas y cebolla con un chorrito de aceite y los metemos durante 10 minutos, con el horno fuerte (250º) durante 10 minutos.

Después metemos las alitas ordenadas, sin que se monten unas encima de otras, y echamos otro chorrito de aceite, y las especias que nos gusten, yo les echo Minse, un preparado de especias para cocinar que nos hace Mario, mi suegro, y que nos encanta porque le dan un sabor especial que lleva (orégano, tomillo, romero, satureja obovata y comino). Podéis sustituirlo por las especies que os gusten más.

Metemos la fuente en el horno durante 20 minutos, cuando ya ha pasado ese tiempo las sacamos y les damos la vuelta a las alitas para que se doren por el otro lado y echamos cerveza, con una lata (dos botellines) es suficiente. Yo he probado a hacerlo con vino tinto o blanco y no es lo mismo, con cervezan salen más ricas.

Y después lo volvemos a meter en el horno durante el tiempo que haga falta, hasta que se han dorado las alitas por el otro lado.

Y así tenemos una receta rica, rica y sana que a los peques les encanta. ¡A disfrutar!

Alitas de pollo al horno con cerveza

Alitas de pollo al horno con cerveza