Dstage concept, la obra de arte gastronómica del chef Diego Guerrero (Madrid)

Nadia González - 6 diciembre, 2016

Preciosa ruta del agua junto al embalse de la Jarosa (Guadarrama- Madrid)

Nadia González - 6 diciembre, 2016

Buscando el tesoro del conde Pedro en las Bodegas Valdemar (La Rioja)

Nadia González - 6 diciembre, 2016
Vistas desde la Ruta del Agua (Guadarrama, Embalse de la Jarosa)
Buscando el tesoro con Ainara en las Bodegas Valdemar (La Rioja)

Una de las actividades que no puedes hacer cuando tienes peques es ir a visitar bodegas, ya que todas las visitas están preparadas para adultos y son un aburrimiento para los niños. Yo por lo menos pasaba de estar “niñas tranquilas, niñas no os mováis de aquí, niñas no toquéis eso”…puff, agotador. Total que era el típico plan que dejas siempre en segundo plano, hasta que nos llamaron de Bodegas Valdemar en Logroño (La Rioja) para contarnos que estaban preparando una visita a sus bodegas con niños.

 

Empezando la visita con Ainara de Bodegas Valdemar (La Rioja)

Empezando la visita con Ainara de Bodegas Valdemar (La Rioja)

Conociendo al Conde de Valdemar, Pedro, y empezando el juego de pistas para encontrar su tesoro.

Conociendo al Conde de Valdemar, Pedro, y empezando el juego de pistas para encontrar su tesoro.

Así que para allá nos fuimos, junto a doce familias con mamás y papás blogueros, viajeros y disfrutones, a visitar bodegas en familia. La #ExperienciaValdemar empieza ante un panel gigante lleno de fotos en la entrada de las bodegas, donde Ainara explica a los pequeños y a los mayores, las cosas más importantes de las bodegas, sobre todo que trabajan con viñedo propio, lo que les garantiza la calidad excepcional de la uva y algunas curiosidades más de la familia Valdemar, que lleva 5 generaciones dedicada a los vinos.

Con sus nombres puestos en pegatinas y sabiendo un poco más de vinos, pasamos a la sala de barricas, donde los niños tienen que encontrar unas alforjas en las que hay un libro secreto. Además en esta primera sala ven un audiovisual sobre la vida del Conde de Valdemar, Pedro, que ha perdido unas uvas mágicas, que hay que ir encontrando por las bodegas. Libreta en mano, los niños ya tienen una misión y mientras…los mayores seguimos aprendiendo de vino.

Rellenando las pistas

Rellenando las pistas

La siguiente pista está en el mapa gigante

La siguiente pista está en el mapa gigante

Seguimos la visita, caminando de sala en sala de la bodega mientras las #lokasdelavida flipan con las pruebas que tienen que ir pasando: descubrir olores en unos tarros de aromas (que también tienen los vinos), encontrar una bolas de plásticos que tienen pegatinas dentro con un mensaje, llegar hasta un mapa gigante y descifrar un código de pasos que nos irán llevando hasta el tesoro.

Pero si duda el momento más flipante de la visita, es cuando los niños, siguiendo su libro de pistas entran en una sala completamente a oscuras con unas linternas moradas y tienen que encontrar la llave donde el Conde ha guardado sus uvas. ¡Estamos muy cerca de encontrar el tesoro! ¡Los nervios están desatados! 🙂

Con linternas, en una salas oscura de las bodegas, encontrando las llaves del Conde

Con linternas, en una salas oscura de las bodegas, encontrando las llaves del Conde

Otra pista, ¡qué ya estamos muy cerca!

Otra pista, ¡qué ya estamos muy cerca!

Encontrada la llave, y después de hacer una parada para tomar algo, vino los mayores y mosto los pequeños, seguimos buscando al Conde, que finalmente estará dentro de una cueva donde cada peque podrá descubrir su tesoro… no os lo cuento porque os quita emoción.

Al final de la visita los padres hicimos una cata de vinos aderezados con algo de picar y los peques disfrutaron del mosto y de los juguetes preparados para ellos: pinturas, construcciones y unos tractores que hay allí para ellos. El plan familiar perfecto, ¡todos contentos!

Desde luego es un planazo disfrutón como pocos. Las visitas se hacen, con niños, una vez al mes, y cuestan 10 euros los niños y 15 los adultos. Para reservar hay que llamar a las Bodegas Valdemar (945 622 188) para que te informen del día en el que se hacen. Las bodegas están a 5 minutos en coche de Logroño, que es una ciudad con muchísimos alojamientos y planes para pasar un fin de semana en familia, y también está muy cerca el pueblo de La Guardia, que es muy chulo para ir con peques.

¡A disfrutar!

Oliendo las barricas

Oliendo las barricas