Visitamos el aeropuerto de pájaros más internacional en el Urdaibai Bird Center (Bizkaia)

Nadia González - 15 junio, 2018

Aciertos y errores de nuestro primer road trip largo a Croacia

Nadia González - 15 junio, 2018

Buscando a los dragones de Khaleesi en San Juan de Gaztelugatxe :-)

Nadia González - 15 junio, 2018
Observando aves en el Urdaibai Bird Center
San Juan de Gaztelugatxe es un lugar precioso

Sepas o no quién es Khaleesi y por qué buscamos a sus dragones, mis hijas no han visto Juego de Tronos por supuesto, lo que es innegable es que San Juan de Gaztelugatxe es un lugar mágico y muy especial. Un islote en medio de la costa vizcaína de Bermeo, con la ermita dedicada a San Juan al final de sus 241 escalones. La palabra Gaztelugatxe proviene del euskera gaztelu, “castillo” y gaitz, “difícil” o “terrible”, es decir “castillo peligroso”.

Con la promoción de la famosa serie y porque el sitio es alucinante las aglomeraciones de gente han hecho que se corten las carreteras de acceso al islote, así que cuando vayas a visitar Gaztelugatxe te recomiendo que lo hagas en temporada baja o entre semanas. Nosotras tuvimos mucha suerte, fuimos en invierno (temporada baja) pero nos hizo un día soleado maravilloso y poco habitual en el norte, así que pudimos disfrutar muchísimo y no había demasiada gente. El coche hay que dejarlo aparcado donde están señalizados los parking y hay dos formas de acceder, por el camino empinado marcado hacia la ermita o por la carretera, que es más largo pero menos agreste.

Subiendo a San Juan de Gaztelugatxe.

Subiendo a San Juan de Gaztelugatxe.

Nosotras decidimos bajar por el agreste, escaleras, barro y más todoterreno y subir por el de la carretera, donde la cuesta se hace menos dura y más progresiva. Subimos a la ermita contando los 241 escalones, casi sin perdernos, jejeje, sobre todo por están marcados de 100 en 100 y arriba del todo está la huella de San Juan marcada en las escaleras, no te olvides de poner la tuya encima.
Y tampoco os olvidéis de dar las tres campanadas al llegar a la ermita y pedir un deseo porque dicen que se cumplirá…nosotras pedimos uno cada una y otro entre las cinco…¡jejeje, por si acaso!

Arriba en la ermita hay zonas techadas con mesas de picnic y las vistas de la costa vasca son alucinantes. Mis hijas dicen que la isla que está al lado parece un dinosaurio, a ver si vosotros y vosotras lo veis.

Tocando la campana de la Ermita

Tocando la campana de la Ermita

Gaztelugatxe es super divertido, una aventura muy guay para hacer en familia con peques andarines o porteados, carritos se puede bajar por la carretera, pero luego las escaleras hasta la ermita no se puede subir con carrito.

¡A disfrutar!