Marruecos 2: La magia del desierto del Sáhara

Nadia González - 26 enero, 2016

Visita guiada y degustación de vinos con jamón 5J en Bodegas Osborne (Toledo)

Nadia González - 26 enero, 2016

Marruecos 3: Essaouira, la joya del atlántico marroquí

Nadia González - 26 enero, 2016
En dromedario hasta la gran Duna de los judíos (Marruecos)
Bodegas Osborne en Malpica del Tajo (Toledo)
Las gaviotas son las protagonistas de Essaouira (Marruecos)

Essaouira es una preciosa ciudad marroquí bañada por el océano Atlántico, el azul y el blanco inundan las puertas y fachadas de su medina, tiene un precioso puerto de pescadores y una gran playa de arena genial para disfrutar del mar y un viento invernal que hace las delicias de surferos y windsurfistas.

El atlántico desde el Bastion du Nord de Essaouira

El atlántico desde el Bastion du Nord de Essaouira

Antes de ir a Marruecos todo el mundo nos decía que no nos la podíamos perder, y ya nos hemos unido a los montones de locos por Essaouira que hay por el mundo. Es una ciudad pequeña, con mucho encanto, por algo su medina ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Situada en la costa de Marruecos está solo a 175 km de Marrakech, y es muy fácil llegar desde la ciudad. Nosotras cogimos el autobús en la estación de Supratours de Marrakech, el viaje dura dos horas y media y cuesta 70 dirhams (7 euros) por persona ida y lo mismo vuelta. Los billetes se compran en la misma estación y si llevas maletas grandes te cobran 5 dh por bulto, que se dejan en las bodegas.

Paseos por Essaouira (Marruecos)

Paseos por Essaouira (Marruecos)

Para llegar hasta la estación de Supratours, nosotras cogimos un taxi desde la Kutubia, al lado de nuestro Riad, y nos costó 40 dirhams, hay que regatear bastante para conseguir ese precio pero es lo que suelen cobrar, la vuelta nos costó 50 dirhams porque era de noche y no teníamos ganas de tirarnos una hora regateando.

Y volviendo a Essaouira, es precioso caminar por sus calles, la medina tiene el encanto árabe pero es mucho menos agobiante que la de Marrakech, la luz es preciosa y se recorre rápidamente, cuando te quieres dar cuenta ya estás mirando al mar. Es especialmente bonito su puerto de pescadores, con un sin fin de gaviotas y de trajín marinero. Justo antes del puerto hay varios puestos de pescado fresco que te lo hacen en el momento, aquí también tendrás que regatear bastante para conseguir un buen precio.

El puerto de pescadores de Essaouira (Marruecos)

El puerto de pescadores de Essaouira (Marruecos)

Essaouira es levantarse tranquilo, desayunar con vistas al mar, dar un paseo por su medina, tomar un té leyendo un libro, dar otro paseo…comer rico, echar la siesta y volver a empezar. Nosotras estuvimos alojadas en el Riad Belle Essaouira en la rue Ceuta, 7 dentro de la Medina, pegado al Bastión du nord. Desde la terraza se ve el mar y se disfruta de una paz increíble. Las habitaciones son preciosas y la chica que lo regente es majísima, nos ayudó un montón a movernos por lo más bonito de la ciudad.

Habitación del hotel Riad Belle Essaouira (Marruecos)

Habitación del hotel Riad Belle Essaouira (Marruecos)

Vistas desde la terraza del Riad Belle Essaouira (Marruecos)

Vistas desde la terraza del Riad Belle Essaouira (Marruecos)

El Bastión du nord es bonito para pasear y lo mejor en Essaouira es recorrer sus calles, disfrutar del trasiego, mirar tiendas, comprar dulces y tomar un té mirando al infinito. Se puede comer en muchos sitios, hay restaurantes por todas partes, nosotras fuimos en invierno, dicen que en verano está bastante lleno. Cuando llegue la hora de comer dirígete a plaza Moulay Hassan donde hay muchos restaurantes de todos los gustos y precios.

Gracias a la recomendación de un amigo estuvimos cenando en el restaurante Triskala, donde una madrileña de Vallecas (Madrid), Marga ha creado un restaurante muy rico en el que dan cenas, y el menú cambia cada día dependiendo de lo más fresco que encuentren en los mercados.

Restaurante Triskala en Essaouira

Restaurante Triskala en Essaouira

Marga explicándonos el menú del día en el restaurante Triskala (Essaouira- Marruecos)

Marga explicándonos el menú del día en el restaurante Triskala (Essaouira- Marruecos)

El Triskala estaba muy cerca de nuestro hotel y la verdad es que fue una velada epicúrea, ese día nos sirvieron una tarta de queso y cebolla y ensalada de patata y puerro de primeros y de segundo dorada con verduras y gratin de legumbres y queso. Para el postre nos decantamos por un fondant de chocolate, y el zumo del día con naranja, manzana y menta. Ellos hacen su propio pan casero y las cocineras marroquíes llevan muchos años haciendo delicias fusión entre la comida francesa y la local.

Pastas marroquíes

Pastas marroquíes

Essaouira es una ciudad genial para ir con los pekes de la casa, tranquilo, sin agobios y que tiene una gran playa de arena para disfrutar en verano, un lugar maravilloso que repetiremos seguro.

Anochecer en Essaouira (Marruecos)

Anochecer en Essaouira (Marruecos)

¡A disfrutar!

El viaje a Marruecos tienes 3 post:
Marruecos 1: Marrakech, la locura tiene su encanto
Marruecos 2: La magia del desierto del Sáhara
Marruecos 3: Essaouira, la joya del atlántico marroquí