Aciertos y errores de nuestro primer road trip largo a Croacia

Nadia González - 2 octubre, 2018

Pastoras por un día con el rebaño de cabras de El Boalo

Nadia González - 2 octubre, 2018

Navarra en furgo: Bárdenas reales, Hoces del Lumbier, Urederra, Valle del Baztán y Bosque de Orgi

Nadia González - 2 octubre, 2018

Navarra es un destino maravilloso para unos días de descanso, para empaparse de ver y volver con la retina y el corazón llenos de paisajes alucinantes. Ya fuimos hace un tiempo a la selva de Irati, que os conté en este post, pero teníamos pendiente muchos rincones de Navarra maravillosos que no nos han defraudado.

Como hemos ido en nuestra furgoneta Dory, os cuento el road trip por días y los que no tengáis furgo tenéis la información separada para elegir la parte de Navarra que os guste más.

Día 1: Bárdenas reales, el desierto más grande de Europa está en Navarra

El parque natural de las Bárdenas Reales son 42.500 hectáreas desérticas impactantes y fue declarado por la UNESCO reserva de la biosfera. Nosotras empezamos por el Centro de información de las bárdenas que está en Arguedas. Allí te dan un plano y te explican la mejor forma de recorrerlas.

Se pueden hacer en bicicleta, hay servicios de alquileres y te puedes llevar las tuyas, nosotras lo hicimos en coche, te vas parando en los observatorios y viendo el paisaje. El recorrido es largo, son 37 kilómetros pero se van haciendo lentamente, calcula unas 1 hora y media en coche sin parar, y unas 3 horas en hacerlo entero en coche con paradas en los sitios más bonitos, y si te paras a comer o a hacer alguna ruta a pie ya se alarga más todavía.

El recorrido es como un cuadrado y si sigues las indicaciones no te perderás nada, el interior de las bárdenas es un campo de tiro del Ejército así que hay zonas que no se puede pasar y otras señalizadas para hacer rutas. Lo que más nos gustó fue sin duda el Cabezo de Castildetierra, una roca con forma de chimenea preciosa por la que hicimos una pequeña ruta andando que te permite disfrutar del cañón producido por la erosión. ¡Impresionante! Después hicimos también la subida al Cabezo de las Cortinillas que tiene 200 escalones que merece la pena subir, porque las vistas son alucinante. ¡Las Bárdenas reales merecen la pena!

Después de las Bárdenas Reales pusimos rumbo a Lumbier, donde pasaríamos la noche, de camino nos paramos en las Lagunas de Pitillas, que tiene también un centro de interpretación con telescopios, donde pudimos ver un montón de aves. La villa medieval de Olite pilla de paso hace Lumbier, así que también nos dimos una vuelta por el pueblo, ¡es alucinante! Y tiene un área de pernocta de caravanas pegado al pueblo, que estaba llena de gente.

Pernocta: Lumbier. Queríamos dormir en el parking de dónde sale la ruta para las Hoces del Lumbier, pero lo han prohibido hace poco, así como el parking del camping, y el parking de las piscinas. Esta sería una tónica general en Navarra, hay muchos parking que pone específicamente prohibido pernoctar. Así que recorriendo el pueblo dormimos al final en el parking del polideportivo que estaba abierto y estuvimos hablando con el responsable que nos dio permiso, recorriendo el pueblo vimos también que habían abierto el patio del colegio para que durmieran furgonetas.

Día 2. Foces del Lumbier

Las Foces del Lumbier son impresionantes, la ruta parte de una caseta en el parking de las Foces, está muy bien señalizado desde el pueblo de Lumbier, no tiene pérdida. Allí un guarda te da un plano y te explica las opciones de ruta que tienes y ya empiezas a caminar. En el parking hay baños, barbacoas y mesas por si te apetece pasar el día allí. La tasa de aparcamiento es de 1€ para motos, coches 2,5€ y autobuses 5€.

Para ver las Foces del Lumbier hay dos rutas, la más sencilla es de 2,6 kilómetros y transcurre por la vía verde pegada al río. El camino es muy claro y era por donde pasaba el tren de Irati que fue el primer tren eléctrico de España. Tiene dos túneles, uno de ellos no se ve el final durante un rato por lo que se recomienda llevar linternas (o móvil). Estos tramos son super divertidos para los peques. El camino es super sencillo, plano y se puede hacer con carritos de bebé, es ida y vuelta por el mismo sitio. Las hoces son alucinantes, sobrevuelan los buitres, los cortados son increíbles y el sonido del río te acompaña todo el camino.

Hay otra ruta más larga, de 5 kilómetros que es circular y asciende por la izquierda terminando el camino por las antiguas vías del tren y los túneles. Nosotras hicimos esa, realmente no merece la pena, el ascenso no ofrece mejores vistas de las foces, y el camino estaba super embarrado y no era especialmente bonito, así que os recomiendo la ruta sencilla. Se puede entrar con perros, sin problema.

Para comer en Lumbier hay una sidrería ecológica alucinante que tiene menú cerrado que se llama Etxesakan. El menú estaba a 32 euros cuando fuimos nosotras. ¡Muy rico!

Foces de Arbayún
Después de las Foces del Lumbier fuimos al mirador de las de Arbayún, la única forma de verlas es esta, ya que no tienen recorrido a pie, y nos pareciendo más impresionantes que las de Lumbier, no os perdáis este mirador. (Está también muy señalizado en la carretera).

Pernocta: Camping Artaza (Urederra) Después de visitar las foces no fuimos ya hacia Urederra, nuestra ruta del día siguiente, el parking también estaba prohibido pernoctar y como ya estábamos cansadas nos metimos en el camping Artaza, que tiene una sauna y bañera exterior finlandesa alucinante (se alquilan por 10 euros durante 90 minutos), nos dieron una parcela, pequeñas pero bien, muy bonito el camping. Tiene bungalows y barbacoas y está a 5 minutos en coche del principio de la ruta de Urederra, así que mereció la pena.

Foces del Lumbier (Navarra)

Foces del Lumbier

Día 3. Nacimiento del río Urederra

El parking para empezar la ruta del Urederra está en el pueblo de Baquedano, para hacer esta ruta hay que pedir permiso aquí, sin reserva no se puede entrar y te la piden para confirmar que has ido. No suele estar muy complicado pero si vas a ir reserva como con un semana y media de antelación, entran 450 personas al día y si no tienes permiso no puedes entrar. Al llegar al parking te piden el DNI, comprueban que tienes permiso, te dan una pegatina que tienes que llevar todo el camino y ya puedes empezar a caminar, porque no se puede circular en coche por el pueblo. El parking cuesta 4,5 €/vehículo, 2 €/motocicleta, 5 €/autocaravana.

La ruta de senderismo por el nacimiento del Urederra es de 5,3 Km. (ida y vuelta), nosotras hicimos 6 y pico porque vas y vienes a ver cascadas todo el rato, y tiene un desnivel de 200 m. No se puede hacer con carritos, solo peques andarines o porteados. La última parte de la ruta el desnivel se nota un poco más, pero es una ruta muy divertida para hacer con peques porque todo el rato vas descubriendo cascadas, pasarelas de madera y paisajes alucinantes.

Os confieso que es una de la rutas más impresionantes que he hecho en España, ¡increíble! Las cascadas son impresionante, y el río es tan puro que el agua es azul turquesa, los caminos están muy bien señalizados y marcados con barandillas y según los recorres te vas impregnando del verde de las hayas y de los árboles que te van marcando el camino. Al final de la ruta está el nacedero, una cascada impresionante, merece mucho la pena todo el recorrido. Yo os recomiendo ir pronto, nosotras entramos de las primeras, de tal forma que vas a tu aire y estás sola en los lugares impresionantes, luego cuando ya íbamos volviendo había muchísima gente y ya no molaba tanto, por lo menos a nosotras no nos gusta el rollo parque temático, así que si madrugáis no tendréis que compartir cascadas ni espacio en la foto con nadie. Se puede entrar con perros, siempre que vayan atados.

Pernocta: Como al día siguiente queríamos visitar El Valle del Baztán dormimos ya en Elizondo, hay parking en la puerta del polideportivo municipal, que además por 6 euros puedes acceder a sus instalaciones que tienen sauna, jacuzzi y duchas. Nosotras dimos una vuelta por el pueblo y al final dormimos en el parking de detrás del centro de salud donde había más caravanas aparcadas. También hay un área AC un poco a las afueras del pueblo y un furgoperfecto precioso en el puerto de Otsondo.

Ruta al nacimiento del río Urederra (Navarra)

Nacimiento río Urederra (Navarra)

Día 4: Valle del Baztán

Teníamos muchas ganas de conocer El Valle del Baztán, situado muy al norte de Navarra, pegando a Francia, no solo porque ya habíamos leído y visto por internet que era precioso sino porque nos bebimos los libros de Dolores Redondo y este valle es el escenario de todos sus crímenes. Los de Furgobidaiak tienen un post alucinante sobre la visita literaria que hicieron a Elizondo, así que seguiríamos sus pasos, tenéis el post aquí.

Elizondo es el pueblo más grande del Valle, y es precioso, especialmente la cascada del río junto a las casas, recorrimos sus calles siguiendo los pasos de Amaia en la trilogía del Baztán. Tanto si te has leído sus novelas como si no, un paseo por Elizondo merece mucho la pena, y tienen pastelerías y chocolaterías super ricas. Además de Elizondo visitamos otros pueblos del valle como Elbete, Arraoiz, y nosotras no fuimos porque estaba cortado el acceso por el agua pero también dicen que es preciosa la cascada del Xorroxin en Erratzu.

Después de visitar Elizondo subimos al Mirador de Behatokia (Irurita), impresionante, la verdad es que es un valle increíblemente verde salpicado de casas y vacas y ovejas pastando.

A las 12 teníamos cita reservada en el Molino de Amaiur, muy cerca de Elizondo, donde íbamos a hacer una visita guiada al molino con taller de hacer talos. La verdad es que la visita fue súper chula. Felipe, biólogo reconvertido en molinero, nos explicó todo el trabajo que se hace en este molino de maíz. Los peques amasaron talos que luego se comieron rellenos de chocolate y los mayores atendimos a las explicaciones mientras degustamos unos talos riquísimos de chistorra y queso recién hecho. La visita guiada merece mucho la pena y si vas con peques más. Felipe nos explicó también, además del interesante funcionamiento del molino, el funcionamiento del lagar del pueblo. La verdad es que fue una pasada de plan.

Este día hicimos también la ruta al Molino del Infierno, ya Felipe nos había adelantado en sus explicaciones de cómo funcionaban los molinos Del Valle, que este molino era muy especial. Para evitar los impuestos y el robo de harina durante la guerra por las autoridades fue muchos años un molino clandestino. Está totalmente en medio del bosque y el acceso es muy complicado, en la guerra civil los niños iban con sus burro durante la noche a comprar harina al molino del Infierno. La ruta comienza en el Restaurante Etxebertzeko Borda, súper rico, casero y familiar. Sus dueños son los que han rehabilitado el molino y el acceso está ahora marcado y no tiene pérdida.

La ruta hasta el molino del infierno es preciosa, a penas 3 kilómetros ida y vuelta por el bosque, impresionante. No es posible hacerlo con carritos, pero es muy fácil para hacerla con peques andarines, porque además al final está el molino y está muy chulo por dentro y por fuera, ya que está suspendido en una cascada y camuflado en medio del bosque. Una ruta cortita y preciosa, muy bonita.

El acceso hasta el restaurante y comienzo de la ruta es un pelín complicado, está muy bien señalizado y el asfalto está muy bien también, el problema es que es una carretera estrecha de doble dirección así que hay momentos que hay que cruzar los dedos y ponerse al borde o ir marcha atrás para encontrar un ensanchamiento de la carretera. Nosotras fuimos en mayo y nos encontramos solo con dos coches, entiendo que en verano igual hay más tráfico.

A última hora del a tarde fuimos a ver también las cuevas de Zagarramurdi, en el pueblo del mismo nombre, son unas cuevas enormes que parecen más bien abrigos. Están bien pero no son súper impresionantes, muy cerca están las cuevas de Urdax, que dicen que son muy bonitas, nosotras ya estábamos agotadas y no fuimos a visitarlas.

Pernocta: Parking del frontón de Urdaz, un sitio precioso, pegado al río, un poco retirado del pueblo y súper cómodo ya que tiene baños públicos.

Pueblo de Elizondo en el Valle del Baztán (Navarra)

Taller de talos en el molino de Amaiur

Ruta al Molino del Infierno

Aparcamiento de Urdax

Día 5: Bosque de Orgi (Navarra) y pozas termales de Arnedillo (La Rioja)

Ya de vuelta a casa pasamos por el bosque húmedo de Orgi ¡impresionante! Es un robledal único con gran valor ecológico. Hay varias rutas por la zona, nosotras hicimos el sendero guiado, muy plano y sencillo, de tan solo 3 km (ida y vuelta circular) que sale del parking.

El sendero está súper bien documentado y te va guiando por donde tienes que ir explicándote lo vas viendo. Me pareció chulísimo que tiene un laberinto acondicionado para personas ciegas, donde vas guiándote por una cuerda y llegas a las explicaciones donde puedes tocar los troncos de los árboles. Además en la ruta hay un varios hide, en uno de ellos puedes ver pájaros que viven en el bosque, nosotras vimos muchos, muy bonitos y estuvimos alucinadas observándolos durante mucho rato. Robles centenarios bajo un suelo húmedo, bancos entre árboles de cuento de hadas…una pasada el bosque de Orgi, la verdad. Y antes de la ruta hay una zona recreativa con unas barbacoas en el suelo muy originales, por si queréis pasar el día o hacer picnic allí.

Ya de vuelta a casa paramos en La Rioja en Arnedillo, donde hay unas pozas termales municipales, públicas y gratuitas. Están muy bien señalizadas, junto al cauce Del Río. Están abiertas 24 horas y están super calentitas, a 52 grados. Puedes entrar pequeños y mayores y tienen una duchas fuera para que te refresques. Cuando fuimos nosotras hacía aire y frío fuera y dentro se estaba de ensueño. Un buen punto y final a un viaje maravilloso.

Bosque húmedo de Orgi (Navarra)

Bosque de Orgi

Termas de Arnedillo (Rioja)